ESQUEMA DE IMPLANTACIÓN DE UN COMPLIANCE PROGRAM

Complianza Expertos en Cumplimimiento Normativo

ESQUEMA DE IMPLANTACIÓN DE UN PROGRAMA DE COMPLIANCE

Todo programa de compliance requiere de la realización y verificación de una serie de pasos necesarios para garantizar su correcta implantación

 

www.complianza.net

 

Es necesario conocer a fondo todos los aspectos de la empresa u organización (objeto social, ámbito de actuación, número de trabajadores y establecimientos abiertos al público, etc.), para la implantación de un programa de compliance que resulte efectivo a fin de utilizarlo en caso de que la empresa se viera inmersa en un procedimiento penal que la imputara directamente.

Podemos partir de una serie de premisas fundamentales para la ejecución del modelo de organización y gestión, que nos ayudaran a la hora de elaborar de forma correcta dicho programa.

De forma escueta, paso a indicar los elementos esenciales que debe contener:

  1. Descripción de la organización y su funcionamiento: es necesaria una tarea previa de formalización y adaptación de los procedimientos o sistemas ya existentes en la empresa, así como definir las diversas áreas de actividad (financiera, recursos humanos, objeto social, ámbito de actividad, etc.)

En este punto, también se deben identificar los responsables de cada área y dar a conocer quién y cómo se decide en los ámbitos de riesgo.

 

  1. Evaluación de los riesgos: el Compliance Officer debe analizar los riesgos específicos a que se enfrenta, en función de sus características propias, con objeto de asignar los recursos a aquéllas áreas que conlleven un mayor riesgo.

Para ello, se debe elaborar un MAPA DE RIESGOS, que calcule la probabilidad de comisión de delitos para atribuirle un mayor rango de relevancia en función de su potencial impacto en la empresa.

Un correcto análisis de riesgos resulta imprescindible para garantizar la eficacia del programa
  1. Plan de prevención: en él debemos detallar las distintas medidas que se deben adoptar para prevenir y reaccionar frente a cada uno de los riesgos de incumplimiento que hemos identificado en el punto anterior.

Se deben identificar los controles para gestionar dichos riesgos, mediante la elaboración de un documento redactado con lenguaje claro y preciso, para que resulte accesible a todos los estamentos de la empresa, comenzando por la dirección y finalizando por el último trabajador.

 

  1. Canal de comunicación o de denuncias: es preciso habilitar un canal de denuncias interno que permita a todas las personas vinculadas a la empresa (en algún caso, incluso proveedores y clientes), presentar denuncias y sugerencias sobre el cumplimiento normativo ante el encargado o responsable de su gestión.
El programa de cumplimiento normativo requiere de una continua monitorización y revisión
  1. Supervisión y verificación: resulta necesario revisar si el programa está siendo correctamente atendido por las personas que forman parte de la organización, y si el mismo necesita modificaciones por cambios en la estructura de la empresa o por modificaciones legislativas que exijan su adaptación.

 

Por Amparo Ruiz
Complianza, Expertos en Cumplimiento Normativo
Jaén

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *