EL COMPLIANCE OFFICER EN LA REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

Complianza Expertos en Cumplimimiento Normativo

EL COMPLIANCE OFFICER EN EL CÓDIGO PENAL

La figura del compliance officer se revela como una profesión de presente con previsión de gran demanda en un futuro muy cercano. 

www.complianza.net

 

Estimo conveniente comenzar esta entrada recordando que ya en la L.O. 15/2003, de 25 de noviembre, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, la responsabilidad penal de la persona jurídica aparecía reflejada en su Exposición de Motivos II, apartado l).

Dicha responsabilidad penal de las personas jurídicas fue definitivamente introducida por la L.O. 5/2010, de 22 de junio, sin embargo no se contemplaba la posibilidad de implementar un modelo de prevención que atenuase o eximiese la pena.

Este aspecto fue instaurado por la L.O. 5/2010, de 22 de junio,añadiendo el famoso artículo 31 bis, en cuyo apartado 4.b) establece como circunstancia atenuante el establecer medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro pudieran cometerse con los medios o bajo la cobertura de la persona jurídica.

En la propia Exposición de Motivos III de esta última reforma, se expresa una mejora técnica en la regulación de la responsabilidad penal de la persona jurídica, con la “finalidad de delimitar el contenido del debido control, cuyo quebrantamiento permite fundamentar su responsabilidad penal”.

Y, en este sentido, el artículo 31 bis.5, establece los requisitos necesarios para que los modelos de organización y gestión puedan servir de exención de pena, abordando el artículo 31 quarter las circunstancias atenuantes de la misma.

El compliance officer en el modelo de prevención de delitos

Es ahora cuando se delimita de forma clara una nueva profesión que viene a ser llamada como esencial dentro de la organización empresarial en nuestro siglo XXI, cual es el Compliance Officer como “garante” del cumplimiento normativo.

Y no sólo por la importancia que la figura del Compliance Officer ya tiene en la actualidad, dadas las resoluciones dictadas tanto por el Tribunal Supremo como por distintas Audiencias Provinciales, sino porque nuestro país no puede quedar al margen de las recomendaciones realizadas por algunas organizaciones internacionales, y vamos observando paulatinamente una auténtica cultura de cumplimiento dentro del mercado.

En esta línea, la profesión del Compliance Officer va ligada al conocimiento profundo tanto de la propia empresa, como de la legislación, nacional y/o internacional  del sector donde opere la persona jurídica; no puede obviarse que la empresa necesitará tanto de profesionales jurídicos como económicos para actuar en el mercado y posicionarse en una situación de auténtica  legalidad y ética social.

Pero entiendo esencial destacar la profesión de “riesgo” que abordamos, puesto que se deberá instaurar, a mi juicio, a corto/medio plazo una regulación específica para el Compliance Officer que comprenda sus obligaciones y responsabilidades dentro de la empresa; hecho éste que será objeto de un nuevo artículo.

 

Por Amparo Ruiz
Complianza, expertos en cumplimiento normativo
Jaén

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *