FORMACIÓN COMPLIANCE: NIVELES DE FORMACIÓN EN LA ESTRUCTURA DE LA ORGANIZACIÓN Y CONTENIDOS

imagen-formacion

FORMACIÓN COMPLIANCE: NIVELES DE FORMACIÓN EN LA ESTRUCTURA DE LA ORGANIZACIÓN Y CONTENIDOS

¿Cómo ha de estructurarse la formación de un programa de cumplimiento?

 

www.complianza.net

Descarga el PDF

 

En el ámbito empresarial, crece cada día la preocupación por el cumplimiento normativo y el control interno de las organizaciones.

Si tu empresa apuesta por el cumplimiento normativo, debes saber que la formación se alza como un elemento fundamental, esencial y requisito imprescindible en el modelo de prevención que se implante en la misma.

Formación a toda la estructura organizativa

Esa formación ha de ser específica para todos los miembros de tu empresa, y digo “específica”, porque no se trata de informar simple y llanamente a tus subordinados de que se ha implantado un modelo de prevención en el seno de la empresa, sino que con esa formación se han de dar a conocer

  • todos los medios de prevención implantadas en la empresa,
  • los controles que se imponen,
  • cómo cumplirlos,
  • qué consecuencias puede tener un incumplimiento de los mismos,
  • difundir los principios éticos que sostienen el plan, etc…

Y todo ha de quedar documentado -especialmente en los programas de compliance penal- pues la formación es un elemento de prueba fundamental de que la empresa apuesta por la evitación de delitos en su seno.

Para que la formación en materia de compliance sea efectiva, se pueden destacan tres niveles de formación:

Nivel básico

Es el primer nivel, dirigido a todo el personal, esto es, tanto para empleados como directivos. Consiste en:

  • la promoción de la cultura de cumplimiento,
  • explicar en qué consiste la responsabilidad penal de la persona jurídica,
  • y de cómo a través de un manual o programa de cumplimiento normativo se puede hacer frente a los riesgos empresariales de la organización,
  • identificar los medios de prevención y control para evitar la comisión de delitos
  • y difundir los principios éticos por los que se rige la entidad.

En este nivel es asimismo absolutamente necesario dar a conocer el Código ético y de conducta que se haya implantado, así como del Sistema disciplinario y del Canal de denuncias.

 

Segundo nivel

O nivel intermedio, para jefes de departamento y personal de la empresa que ostenten cargos de responsabilidad en la gestión.

La formación, en este nivel, va dirigida a fin de sensibilizar sobre los concretos comportamientos que pueden constituir delitos en cada uno de los departamentos.

Se deberá tratar y analizar la aplicación y control de las medidas de prevención implantadas para cada delito, y de la necesidad de que formen a sus subordinados, sobre los procesos de trabajo, pautas a seguir, modelo de comportamiento y control sobre los mismos, etc…,

En síntesis, en este nivel se trata de ofrecer una formación adaptada a cada puesto de gestión, que a su vez se encargará de controlar el cumplimiento del programa respecto de sus subordinados.

 

Tercer nivel

Se trata de un nivel específico, para los miembros del Órgano de Administración de la empresa.

Su contenido va destinado a dar a conocer las responsabilidades de un administrador societario en las distintas ramas del Derecho, y del traspaso de responsabilidades entre empresa y administrador, el llamado “triángulo de responsabilidad penal de la persona jurídica”.

El órgano de gobierno de la empresa es el obligado a dotar al resto de la organización de una cultura empresarial ética, de transmitir transparencia y proporcionar los medios al resto de la organización para que el programa de compliance sea efectivo.

 

¿Puedo formarse a los miembros de la organización si no cuento todavía con un programa implantado?

La respuesta es Sí.

Aún no te has decidido en llevar a cabo la implantación de un modelo de prevención o programa de compliance para tu empresa, pero no obstante, te preocupa que tus empleados puedan incurrir -aunque sea por desconocimiento-, en alguno de los delitos de los que se puede derivar responsabilidad penal para la organización.

En estos casos, y con independencia de la futura implantación de un programa de compliance, se recomienda al menos empezar por una formación básica  para todo el personal de la organización.

El objetivo es que  todos los miembros de la organización sean conocedores de las pautas de comportamiento, normas internas, protocolos de actuación, controles existentes…

Aunque no exista un modelo de prevención de delitos implementado en la empresa, sí que pueden existir protocolos de actuación para evitar el riesgo. Esto es, la organización puede estar realizando en la práctica determinados controles y procesos en orden a evitar que la empresa no incurra en ningún tipo de responsabilidad, ya sea penal o de otro tipo.

La formación como prueba de la cultura de cumplimiento

Como se ha adelantado, la formación constituye una evidencia o prueba, de la preocupación de la organización por que sus trabajadores actúen conforme a buenas prácticas y de forma ética.

Por ello, desde el punto de vista del contenido se aconseja, desde un principio, adaptar la formación específica para cada organización, una formación “a la carta”, adecuada a los puestos de trabajo que existan en la empresa y a los riesgos concretos que cada persona o departamento asume. No puede recibir la misma formación el director financiero que el comercial que está a pie de calle.

Y por otra parte, resulta imprescindible dejar evidencias de la formación recibida por los miembros de la organización, tanto de las personas que la han recibido, como la fecha de la misma, y la evaluación realizada.

 

Sin duda, este tipo de formación redunda positivamente en la conciencia colectiva de la organización: todo lo que ocurre en la empresa es responsabilidad de todos, y la viabilidad de una empresa depende de todos y cada uno de sus miembros.

Descarga el PDF

 

Por Inmaculada Sánchez
Complianza, expertos en cumplimiento normativo
Murcia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *