SISTEMA DISCIPLINARIO: PUNTOS CRÍTICOS EN LOS PROGRAMAS DE GESTIÓN DE COMPLIANCE (PARTE 2)

SISTEMA DISCIPLINARIO

SISTEMA DISCIPLINARIO: PUNTOS CRÍTICOS EN LOS PROGRAMAS DE GESTIÓN DE COMPLIANCE (PARTE 2)

 

El requisito de implantación de un sistema disciplinario es una tónica general propia de cualquier programa de gestión de compliance: desde la ISO 19600 hasta la UNE 19601 (y el Código Penal), pasando por la ISO 37001.

www.complianza.net

 

 

Continuando con la serie de post sobre la materia volvemos a abordar algunos aspectos que plantean más dudas o que conviene tener en cuenta a la hora de establecer un sistema disciplinario dentro de un programa compliance.

 

LÍMITES DEL SISTEMA DISCIPLINARIO

 

La adecuada ponderación del sistema disciplinario, requiere una adecuación a la jerarquía normativa aplicable; esto es, por encima de la norma interna de la organización (compliance program) está la jerarquía normativa: estatuto de los trabajadores, convenio colectivo, obligaciones contractuales adquiridas (salvo que el incumplimiento sea de tal magnitud que suponga una causa de resolución o penalización y se prevea en el contrato), etc.

Es decir, el sistema disciplinario establecido en un programa de compliance ha de amoldarse y ajustarse a los parámetros existentes en la legislación, de forma que el incumplimiento por parte de un trabajador no podrá ser sancionado más allá de lo que diga su convenio, o el incumplimiento de un proveedor no puede comportar automáticamente la extinción del contrato (aunque, como hemos dicho, en determinados casos sí pueda darse tal extinción)…

Por tanto, se habrá de partir del estatus jurídico y relación jurídica que ostentan los sujetos susceptibles de ser sancionados a la hora de establecer un sistema disciplinario adecuado, tanto en su contenido material como formal (garantías, plazos, etc).

Y ni que decir, que obviamente los principios de proporcionalidad y graduación propios de cualquier sistema disciplinario, han de regir cualquier actuación en esta materia, actuando así, también como un límite dentro del sistema disciplinario.

 

¿QUÉ HACER EN CASO DE PRESCRIPCIÓN?

 

Hemos descubierto la comisión de un incumplimiento en nuestro sistema de compliance por parte de un determinado sujeto, pero al mismo tiempo –o tras estudiar el incumplimiento– se aprecia que no puede emprenderse ninguna acción desde el punto de vista laboral o contractual frente a ese sujeto por haber transcurrido el periodo de tiempo previsto legalmente.

Bien, nuevamente hemos de distinguir entre actuaciones delictivas e incumplimientos generales no constitutivos de delito:

 

A/ ACTUACIONES CONSTITUTIVAS DE DELITO:

– Si la actuación fuere constitutiva de un delito que está claramente prescrito, la cuestión no tendrá mayor relevancia, dado que si la responsabilidad penal se ha  extinguido respecto del autor material (art.130.6º CP), tampoco cabría hablar de responsabilidad ex art. 31 bis del Código Penal.

– Si por el contrario, estuviéramos ante un caso en el que ha transcurrido el plazo para actuar desde el punto de vista disciplinario, pero en plazo para perseguir el delito, nuevamente nos encontraríamos ante la situación expuesta en los epígrafes anteriores: la empresa tendrá la obligación de denunciar el delito.

SISTEMA DISCIPLINARIO: PUNTOS CRÍTICOS EN LOS PROGRAMAS DE GESTIÓN DE COMPLIANCE (PARTE 1)

B/ INCUMPLIMIENTOS NO DELITIVOS:

 

Dejando al margen los supuestos delictivos, cuando se haya dado la prescripción desde el punto de vista legal para actuar frente al responsable de un incumplimiento, resulta igualmente conveniente proceder a la apertura de un procedimiento sancionador, que obviamente no finalizaría con la imposición de una sanción, sino con el archivo del procedimiento por prescripción.

¿Entonces para qué sirve? La respuesta es sencilla: generar evidencias de una verdadera preocupación por el cumplimiento y acreditar que el sistema funciona (con independencia de las circunstancias externas al sistema implantado). De esta manera se estaría potenciando la acreditación del cumplimiento

(Fin de la parte 2)

 

Por Isidro Cantero
Complianza, expertos en cumplimiento normativo
Murcia

 

1 Comentario

  1. Irati

    Muy buen aporte. Gracias por compartirlo.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *