DEFENSA EN SALA DEL MODELO DE PREVENCIÓN DE DELITOS

Complianza Expertos en Cumplimimiento Normativo

ASPECTOS CLAVE PARA LA DEFENSA EN SALA DEL PLAN DE PREVENCIÓN DE DELITOS

¿Cómo se defiende el modelo de prevención de delitos una vez abierta la fase de juicio oral?

www.complianza.net 

 

Como se deduce, que se llegue a sentar un persona juridica en el banquillo de los acusados y por tanto, a celebrarse el acto del juicio, implica en primer lugar, que la fase de prevención o fase preprocesal, y en segundo lugar la fase de instrucción o fase procesal, ha fallado y no se ha logrado convencer al Instructor o en su caso al órgano competente que entienda de posterior recurso, para el dictado de un pronunciamiento de sobreseimiento y archivo de las actuaciones.

Ello puede deberse bien porque la prueba en general, y para el caso, el plan de prevención de delitos aportado como prueba exculpatoria, es notoriamente insuficiente o incluso inexistente, o porque el encausado, representante legal de la persona jurídica afectada, considera que es inocente de ilícito penal alguno y que prefiera arriesgarse ´yendo a juicio´ descartando posibles conformidades, a pesar de los riesgos penológicos a los que se va a ver sometido.

 

 Acertar con el diseño del sistema o plan de prevención de delitos es esencial 

No cabe duda, que llegado el caso y sentado el representante de la persona jurídica en el banquillo, el plan de prevención de delitos que se va a defender, ha de ser lo suficientemente completo y entendible, para que un Juez o Magistrado, profano o sin gran experiencia en la mayor parte de los casos en el enjuiciamiento de esta materia, llegue a entender, el por qué dicha prueba de descargo no ha sido debidamente valorada en fase de instrucción para el dictado del pronunciamiento de archivo anteriormente expuesto, y haya llegado dicho asunto a su Sala para enjuiciamiento.

Es decir, la mayor parte de los procedimientos judiciales criminales, se ganan o se pierden durante la fase de instrucción, a la hora de proponer pruebas que preparen la discusión que posteriormente se debata en Plenario, sin perjuicio de proposición de pruebas en fase intermedia o en atención al articulo 786.2 de la Lecrim, con el indudable riesgo de ser declaradas impertinentes o extemporáneas.

Por ello, acertar con el diseño del sistema o plan de prevención de delitos es esencial para la defensa de la empresa en los procedimientos penales en que pueda verse inmersa.

Es por lo que con presentar simplemente un documento o expediente, con el rótulo de plan de prevención de delitos y aludir por el abogado y cliente que su empresa ´está empapada de la cultura de cumplimiento´, es notoriamente insuficiente, como cada vez de manera más uniforme se viene acordando como critica a los planes de prevención de delitos de corta y pega, cuando el Juzgador o las acusaciones quieren rascar a fondo en el diseño de dicho plan de prevención.

 

La labor de asesoramiento pasa necesariamente por el conocimiento de la normativa regulatoria que afecta a la actividad de la empresa asi como de las cuentas de resultados de la empresa

Para la preparación y defensa ante un Tribunal de dicha prueba, es absolutamente necesario que con carácter previo se haya accedido a las entrañas de la empresa para la elaboración del mismo, siendo dicha labor aconsejable que fuese realizada por persona o personas con criterios de experiencia profesional en la materia y que asesoren directamente al responsable de la empresa encargado de ejercitar las funciones de oficial de cumplimiento, siendo respaldados por el comité de dirección en dicha tarea.

Dicha labor de asesoramiento, ha de observarse desde un doble ámbito: conocimiento de la normativa regulatoria que afecta a la actividad de la empresa y conocimiento de las cuentas de resultados de la empresa, para que el trabajo resultante sea completo y transparente de la actividad de la persona jurídica, máxime cuando sería recomendable que dichas personas, fuesen llamadas posteriormente a declarar como peritos en el procedimiento judicial.

Las anteriores afirmaciones no son gratuitas, pues debe tenerse por seguro, que además del juez instructor, las acusaciones existentes en el procedimiento judicial ante la posibilidad que se les brinda de solicitar pruebas y oficios pertinentes para ser practicados durante el procedimiento, incluida la Vista, seguramente las van a peticionar, como por ejemplo, solicitudes de información económica y contable de la persona jurídica a organismos oficiales, y donde la defensa ha de protegerse como mínimo con que dicha información también estuvo a su alcance a la hora de elaborar el plan de prevención de delitos. Es decir, no se le ocultó dicha información por la empresa a la hora de elaborar el mapa de riesgos de posibles conductas delictivas en las que podría incurrir.

 

las conclusiones contenidas en el plan de prevención de delitos  han de ser defendidas en Sala de manera entendible y con soporte documental, testifical y pericial

Teniendo en cuenta que los delitos afectos a la responsabilidad penal de las personas jurídicas, dentro del catálogo cerrado que actualmente se recoge en el código penal, de base debería ser un equipo multidisciplinar quien en su momento debiese explicar cómo han llegado a las conclusiones que plasman como autores o responsables de la elaboración del plan de prevención de delitos de la empresa, y cómo a pesar de haber accedido a las entrañas de la misma,  por ejemplo, elaborando un mapa de riesgos, fijando controles para su evitación, impartiendo formación a los empleados, finalmente se llegó a consumar el hecho delictivo o al contrario defender la inocencia de su patrocinado y argumentar razonadamente por qué las conclusiones de la acusación son equivocadas y no existió en ningún caso dolo o imprudencia por parte de la persona jurídica en su actuación, siendo dicha labor encomendada por lógica a un abogado familiarizado con el orden jurisdiccional penal.

 

Dicha metodología que subyace en el plan de prevención de delitos, esto es, como se han llegado a alcanzar las conclusiones correspondientes, han de ser defendidas en Sala, de manera entendible y con soporte documental, testifical y pericial para que observe el Juzgador, que la empresa ha puesto todo de su parte ( políticas, procedimientos y controles), y no sólo un gasto económico, para la evitación del hecho delictivo, sin perjuicio que la persona física, que ha cometido el hecho, deba responder de su propia responsabilidad penal o tampoco deba.

Es decir, por decirlo más claro, que sea palpable para el juzgador que en base al principio de inmediación, aprecie en Sala que dicha empresa se ha preocupado por prevenir dichos riesgos legales y que ha puesto los medios para la evitación de una conducta irregular o delictiva, porque a mayor prueba siempre atendiendo al principio de proporcionalidad en atención a la organización de la empresa ya que no es lo mismo las exigencias que se puede pedir a una micropyme que una empresa cotizada, mayor argumentación juridica tendrá el juzgador para fundamentar el pronunciamiento absolutorio.

Me viene a la mente la máxima conocida en el mundo del compliance, que ante las dudas que un administrador o representante de empresa tenga acerca de implementar un plan de prevención de delitos en su empresa, se le responda, que no cabe duda que es un gasto el encargo de su realización y defensa probatoria, pero que es incalculable el coste que le va suponer como no lo tenga y se lo requieran.

 

Por Pablo Romero
Complianza, expertos en cumplimiento normativo
Galicia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *