COMPLIANCE LABORAL O LABOUR COMPLIANCE

LABOUR COMPLIANCE

EL COMPLIANCE LABORAL O ‘LABOUR COMPLIANCE’

LABOUR COMPLIANCE HACE REFERENCIA A LOS SISTEMAS DE GESTIÓN DEL CUMPLIMIENTO NORMATIVO ORINENTADOS A LA NORMATIVA LABORAL.

 

www.complianza.net

 

Si hablamos de compliance o “Cumplimiento normativo”, como los sistemas, procedimientos, que sirven para detectar y gestionar los posibles riesgos de cumplimiento normativo en el seno de una persona jurídica, tanto lo que implica el respeto a la normativa de aplicación, como a las normas de solf  law que la empresa asume voluntariamente (normas éticas, políticas, etc…), no nos referimos únicamente al Compliance penal, que es lo más comúnmente conocido tras las últimas reformas operadas en nuestro Código Penal.

“Compliance” afecta a todas las áreas de la empresa, es asumir procesos, protocolos, etc… en materia de cumplimiento normativo legal general, y de normas unilaterales de la empresa sin rango normativo pero sí vinculantes para la misma, no sólo lo que delimita el Código Penal para la persona jurídica, no es limitarse únicamente al control y gestión para evitar delitos tipificados como tal en el C.P. de los que derivan responsabilidad penal para las empresas.

Si sólo se actúa sobre este ámbito penal existe la posibilidad de que la empresa esté asumiendo riesgos elevados por un posible incumplimiento normativo en otras áreas de la misma, y en especial la laboral.

Un “Compliance Laboral o Labour Compliance”, incluye toda la prevención y gestión de riesgos asociados a un posible incumplimiento normativo en materia laboral en el seno de la empresa.

Los sistemas de compliance laboral se han de integrar en el conjunto de la gestión de compliance de la empresa, como una parte del conjunto de riesgos de la misma.

No hay que olvidar el elenco y la especialidad de las obligaciones laborales que ha de cumplir una empresa, habida cuenta que de su posible incumplimiento se derivarían todo tipo de responsabilidades, esto es, de tipo administrativo, penal, civil y de seguridad social, según la rama del Ordenamiento jurídico donde tengan su origen.

Y conviene destacar aquellas áreas que están asociadas a un posible incumplimiento normativo en materia laboral, que precisan por ende, un especial control, como aquellas relacionadas con:

  • La protección de datos personales, esto es, custodiar diligentemente los datos de clientes y trabajadores.
  • Vigilancia de las condiciones de trabajo (salud laboral).
  • Igualdad de género y no discriminación.
  • Prevención de riesgos laborales.
  • Prevención de delitos en el ámbito laboral.
  • Obligaciones con la Seguridad Social
los sistemas de cumplimiento normativo orientados dirigidos al ámbito laboral pueden cumplir una impotante función en el seno de la empresa

Si a ello le añadimos lo que le va a suponer a la empresa un incumplimiento laboral, como las sanciones elevadas que se fijan, las pérdidas económicas y de reputación, no podemos dejar de lado el compliance laboral o no darle la importancia que merece y precisa.

 

Por tanto, la función del Compliance Officer en el ámbito laboral, se ha de centrar en la prevención y gestión de riesgos asociados a un eventual incumplimiento normativo en materia laboral dentro de la empresa, a lo que hay que añadir el cumplimiento, supervisión y control de los códigos internos (Código ético, código de conducta, políticas, etc…) así como de las normas unilaterales de la empresa sin rango normativo como puede ser un sistema disciplinario interno o protocolos de actuación vinculantes para empresa y trabajadores.

Funciones del compliance officer en un programa de compliance laboral

 

Finalmente destacaremos dentro de la función del Compliance Officer, sus cometidos, dentro del sistema de compliance laboral, cuya estructura y gestión se incardina dentro del sistema de compliance que adopte la organización, sólo que referidos al cumplimiento normativo socio-laboral:

  1. Identificar los riesgos legales por incumplimiento de toda la normativa laboral, tanto legal como aquellas que vengan recomendadas por las organizaciones internacionales (OCDE, UE,…), o normas internas (tipo Iso, Ohsas, Código ético o de conducta, etc…)
  2. Clasificación de los riesgos, en función del impacto y la probabilidad, y en base a esa clasificación, dotar de recursos personales y económicos para combatir contra aquellos que resulten de mayor gravedad.
  3. Llevar a cabo procedimientos y protocolos específicos, así como los oportunos mecanismos de control internos para mitigar o minimizar los riesgos, como el canal de denuncias.
  4. Y finalmente implantar mecanismos de evaluación, seguimiento y monitorización continúa del sistema, a fin de detectar a tiempo las posibles deficiencias que el mismo pueda presentar.

 

En compliance nuestro objetivo no se centra únicamente en el cumplimiento normativo, sea del área que sea, sino el conseguir que en nuestras empresas se promueva una “verdadera cultura ética empresarial”, como así lo apuntaba la Circular 1/2016 de la Fiscalía, se trata de evidenciar, de autoimponerse y dar a conocer comportamientos ejemplares hacia todos los grupo de interés de la organización, lo cual resulta en gran parte extensible al ámbito laboral.

Por Inmaculada Sánchez
Complianza, expertos en cumplimiento normativo
Murcia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *