LA COMPATIBILIDAD DE LOS SISTEMAS DE COMPLIANCE EN LOS SISTEMAS DE CALIDAD DESDE LA PRÁCTICA

Complianza Expertos en Cumplimimiento Normativo

LA COMPATIBILIDAD DE LOS SISTEMAS DE COMPLIANCE EN LOS SISTEMAS DE CALIDAD DESDE LA PRÁCTICA

En el presente post hablamos sobre la estructura de las normas ISO y la compatibilidad entre los sistemas de gestión de calidad y otros sistemas de gestión.

www.complianza.net

 

Como ya comenté en publicación de Legal Today del mes de Abril, actualmente las normas ISO tienen la misma estructura y un contenido análogo.

Resulta significativo que la propia estructura ISO busque fomentar la compatibilidad entre las diversas normas de sistemas de gestión y que además dichas normas estén adaptadas a cualquier tamaño, sector y cultura de la organización donde se implementen.

Ejemplo de lo anterior es que el círculo del sistema de gestión de compliance previsto en la ISO 19600 se basa en el ciclo de Deming o  PDCA utilizado en sistemas de gestión de calidad (ISO 9001):

Complianza Expertos en Cumplimimiento Normativo

Complianza Expertos en Cumplimimiento Normativo

Si nos adentramos en el contenido, tanto la ISO 9001 como la ISO 19600 otorgan especial importancia a la delimitación del contexto, partes interesadas y alcance de sus respectivos sistemas, utilizando además definiciones similares para explicar dichos contenidos.

Desde un punto de vista práctico, para ambas normas es necesario a la hora de contextualizar, tener en cuenta los siguientes interrogantes relativos a cuestiones internas y externas: requisitos y  normas que afectan a la organización, composición del órgano de Administración, organigrama de la empresa, dotación financiera general y para el sistema implementado, resultado de auditorías anteriores, forma de determinar la secuencia e interacción de sus procesos, feedbacks recibidos del cliente y forma de documentarlos, etc, etc, etc.

Respecto a las  partes interesadas (que son las personas u organizaciones que pueden influir en las decisiones/actividades de la organización o verse/sentirse afectadas por ellas), coinciden ambas en la información a recabar u organizar, que a modo de ejemplo práctico citamos la siguiente:

 

PARTE
NECESIDAD/EXPECTATIVA
Trabajadores
Nº, tipo de contratos, antecedentes de incidencias, nº puestos directivos, plan de formación….
Proveedores
¿Existe manual de homologación de proveedores?, ¿cuáles son los requisitos?, ¿con cuántos proveedores trabajas?
Asociación del sector
¿En qué medida puede influir la organización?, ¿forma parte de la Junta Directiva?
Clientes
Tipologías, problemas anteriores…

 

Del mismo modo, el apartado 5 de ambas normas trata el compromiso de la Alta Dirección en la gestión del programa respectivo, incluyendo un listado de ejemplos que sirven de demostración del cumplimiento de este requisito.

Los profesionales de implementación de estas normas coincidimos en los métodos para evaluar dicho liderazgo y compromiso, métodos que pueden consistir en revisar las actas de participación de la dirección, entrevistarnos con Dirección para ver que conocen la política del programas, comprobar in situ que se cumple, comprobar si han asignado recursos para los mismos, etc.

Y la compatibilidad no sólo se da en las normas aquí citadas, sino en el resto de ISO, concretamente nuestra conocida UNE 19601 sigue la citada estructura, por lo que se facilita que el sistema de gestión de compliance sea integrable, como decimos, con otros sistemas de gestión, como la Gestión Ambiental, lo que repercute en un mejor trabajo de consultoría y auditoría.

En resumen, tanto a nivel global como en el tratamiento de las “no conformidades”, lo que se hace en ambos sistemas de gestión es evaluar- controlar-actualizar y documentar, y si a ello le sumamos que se hace con una misma estructura de funcionamiento, il va de soi que la compatibilidad y fácil integración de ambas normas están aseguradas.

 

Por Natalia Cano
Complianza, expertos en cumplimiento normativo
Murcia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *