ECONOMÍA COLABORATIVA, DIFICULTADES Y RETOS REGULATORIOS

Complianza Expertos en Cumplimimiento Normativo

ECONOMÍA COLABORATIVA, DIFICULTADES Y RETOS REGULATORIOS

Compliance en los nuevos modelos de empresa basados en la economía colaborativa

www.complianza.net

 

Descarga el PDF

Hasta el momento actual en los numerosos foros de España en los que se habla de compliance existe consenso en cuanto a metodologías y procedimientos, y se recoge como uno de los primeros pasos del trabajo el de diseñar el mapa de riesgos que se encuentra relacionado con la regulación aplicable al sector concreto de la empresa.

Lo que ocurre es que no siempre es todo tan fácil de ejecutar y el programa de compliance se ve afectado por las dificultades que se presentan con figuras como la economía colaborativa, que ha supuesto una disrupción en la economía actual y que nos hace plantearnos el interrogante de cuáles son las bases de la regulación de estos nuevos modelos de prestación de servicios.

Dicho nuevo modelo surgido por factores de desarrollo económico, tecnológicos, y socio-culturales presenta, como decimos, características disruptivas que suponen un reto para la aplicación de la regulación existente y plantean la necesidad de revisar dicha regulación por parte de las Administraciones Públicas.

Los dos sectores de la economía colaborativa más destacados en cuanto a cambios normativos se refiere han sido y son el de alojamiento colaborativo y transporte colaborativo.

En el primero hemos sido testigos de que a pesar del gran impacto que ha generado, las administraciones públicas no tenían claro si habían de regular o habían de ser flexibles para dejar libertad a los operadores.

 

¿Cuál fue uno de los puntos de inflexión en este sector?

 

La modificación de la LAU mediante la Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas, que otorgó la competencia para la regulación de las viviendas de uso turístico a las Comunidades Autónomas.

Esto hizo que hayan surgido muchas normativas autonómicas que imponen restricciones de acceso al mercado de alojamiento turístico. El mapa de normas que habrá de respetar la organización, por tanto, variará según la comunidad autónoma donde se ubiquen los alojamientos temporales.

Del mismo modo, la conocida empresa americana de transporte colaborativo que opera en España en las ciudades de Madrid y Barcelona ha evolucionado desde su nacimiento hasta la actualidad, pasando de ser una mera app a ser una plataforma colaborativa para llegar a ser considerada como una empresa de transportes, con todo lo que ello conlleva de obligaciones y responsabilidades.

Y lo más curioso es que la regulación como empresa de transportes ha surgido no de forma voluntaria por el poder legislativo, sino porque los tribunales se vieron obligados a pronunciarse ante la demanda del gremio de taxistas.

 

Nuevos sistemas, nuevos riesgos

Impuestos, cotizaciones sociales, licencias, y un sinfín de aspectos que afectan al marco regulatorio van a hacer que en materia de economía colaborativa se refuercen los departamentos o el personal encargado de la normativa aplicable.

Precisamente en los últimos días dichas empresas son más conscientes de que necesitan controles efectivos y sistemas de seguridad para prevenir infracciones, irregularidades y negligencias en aras a potenciar una estructura de funcionamiento más segura, sobre todo después del primer atropello mortal del coche sin conductor ocurrido en EEUU.

A pesar de que en España todavía estamos lejos de estos riesgos, dado que no está permitido el pilotaje automático, es un síntoma de que los tiempos están cambiando y  lo que antes no nos planteaba una problemática elevada, como es la normativa a aplicar, ahora está empezando a ser diferente.

De forma similar, encontramos titulares  en diarios españoles como este:

Se demuestra que la privacidad y la seguridad del usuario en plataformas como AIRBNB están en entredicho. Los ladrones podrían emplear este sistema para encontrar domicilios que asaltar y las autoridades, para identificar a los defraudadores que no pagan los debidos impuestos.”

Gastronomía, seguros y cuidado de personas, entre otros, son sectores que se están adaptando a esta nueva filosofía, por lo que las funciones de los departamentos de Regulatory se realzarán en los próximos años, debiendo tener en cuenta todo lo relativo a concesiones de autorizaciones, licencias, control de documentación, actualización y cumplimiento de la normativa concreta en cada caso.

Descarga el PDF

 

 
Por Natalia Cano Bernal
Complianza, expertos en cumplimiento normativo
Murcia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *