CANAL DE DENUNCIAS O CANAL ÉTICO ¿GESTIÓN EXTERNA O INTERNA?

Gestión externa del canal de denuncias

CANAL DE DENUNCIAS O CANAL ÉTICO:  VENTAJAS DE LA EXTERNALIZACIÓN

LA GESTIÓN EXTERNA DEL CANAL DE DENUNCIAS EN LOS PROGRAMAS DE COMPLIANCE

www.complianza.net

El canal ético o canal de denuncias es uno de los elementos fundamentales en cualquier programa de compliance. A través del canal, lo que se pretende es facilitar que las personas implicadas puedan poner en conocimiento de la organización los incumplimientos que aquella pretende evitar a través de la implantación del sistema de cumplimiento normativo.

De ahí la importancia del canal ético, pues de él puede depender que el sistema de compliance implantado funcione de forma efectiva y resulte eficaz.

Son muchas las configuraciones que pueden hacerse de un canal de denuncias o canal ético, dependiendo de su alcance objetivo y subjetivo, del medio de transmisión de la información,  del grado exposición pública, etc… en el presente artículo nos centraremos en valorar el carácter interno o externo  desde el punto de vista de la gestión del canal.

De esta forma, el canal ético puede ser gestionado por la misma organización (gestión interna) o por un tercero (gestión externa).

Antes de continuar conviene dejar claro que en esta dicotomía sólo se refiere a quién trata la información suministrada y se encarga de hacerla llegar al órgano encargado de conocer de los incumplimientos, que será el mismo (compliance officer u otro órgano establecido en el sistema de compliance) con independencia de que la gestión del canal esté externalizada o no.

La gestión externa del canal de denuncias implica mayor independencia, confidencialidad y garantías para el denunciante, y por lo tanto genera mayor confianza por parte del usuario.

 

Las razones por las que la gestión externalizada del canal pueden resultar beneficiosas son las siguientes:

INDEPENDENCIA. El hecho de que sea un tercero quien se encargue de tratar la información, redunda en una mayor garantía de independencia, ya que si el gestor de la información suministrada a través del canal no es el destinatario de la misma ni puede verse afectado en modo alguno por dicha información, no existirá conflicto de interés alguno; cosa que sí podría acontecer en un sistema donde la denuncia es gestionada internamente.

CONFIDENCIALIDAD. El hecho de que la información que recibe la organización, lo sea a través de un gestor intermedio, hace de filtro, manteniendo al informante en una posición más alejada del receptor de la organización, en provecho de una mayor confidencialidad de la identidad del informante.

GARANTÍAS PARA EL DENUNCIANTE. En íntima relación con los anteriores aspectos, el hecho de que los datos comunicados obren en poder de un tercero hace que la contraposición de intereses entre la organización y el informante se encuentre mejor disociada, puesto que el informante va a tener a salvo el ejercicio de sus derechos a través de un tercero independiente que podrá certificar qué datos se han suministrado y en qué momento han sido conocidos por la organización, creando un rastro o prueba de vital importancia ante eventuales supuestos de vulneración de la garantía de indemnidad.

MAYOR CONFIANZA. Si imaginamos la percepción del informante que se encuentra en la tesitura de poner en conocimiento de la organización un hecho no tolerado por aquella, éste siempre va a tener una mayor facilidad para comunicar los hechos a un tercero independiente que a la propia organización afectada. Por tanto la gestión externalizada contribuye a generar confianza en el propio canal.

FOMENTAR LA COMUNICACIÓN CONTRIBUYE EN UNA MAYOR EFICACIA. El hecho de que el funcionamiento del canal sea percibido por los destinatarios o usuarios del mismo como independiente, confidencial, garantista y de confianza, en última instancia facilita y fomenta que la información llegue a los oídos de la organización y que además lo haga a través de los órganos especialmente instituidos para ello. De esta forma, la organización va a poder actuar ante los incumplimientos, mientras que si dicha información nunca llega a su destinatario, la organización estará perdiendo una valiosa oportunidad para corregir o evitar el riesgo que se pretendía atajar a través de la instauración del canal ético.

 

Si quieres saber más de en qué consiste la gestión externa de denuncias, en Complianza contamos con una plataforma propia capaz de adaptarse a las necesidades de cada organización. Puedes encontrar más información en: www.buzonetico.com

 

Por Isidro Cantero
Complianza, Expertos en Cumplimiento Normativo
Murcia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *